¡A Comprar la Despensa de la Semana!

Recientemente ocurrió una tragedia en mi comunidad, un incendio quemó la casa de una familia y destruyó todo lo que alguna vez amaban. Afortunadamente nadie resultó herido, pero ¿qué se puede hacer cuando una gran pila de cenizas y escombros ahora cubren el lugar que una vez fue tu hogar? Soy tan increíblemente afortunada de vivir en una comunidad donde esto no será el caso por mucho tiempo. todos nos juntamos y cada uno de nosotros decidimos contribuir a nuestra manera. Inmediatamente pensé en que la familia podría usar un buen suministro de alimentos de Big Lots, incluyendo algunas otras necesidades cotidianas por supuesto. ¡Así que me subí a mi coche y fui de a comprar la despensa!

bl

Al entrar a la tienda, fue muy fácil de ver que había llegado al lugar correcto. Me detuve en el pasillo de alimentos refrigerados y congelados y recogí algunos alimentos básicos: leche, huevos, queso, y algunas comidas congeladas, ya que pensé que mis amigos probablemente iban a querer comidas rápidas mientras que se recuperen.

bl

Luego agarré una mezcla de barras de granola y gomitas de fruta para los niños que todavía están en la escuela. También me encontré con una gran selección de verduras enlatadas que pensé que serían muy útiles, por lo que los metí a mi carrito.

bl

La comida era mi mayor enfoque  del viaje, pero también quería asegurarme de que la familia se quedara con algunos productos esenciales. Cogí bolsas de basura, papel de aluminio, bolsas de sándwich, e incluso Tupperware.

bl

La familia estaba súper feliz y muy agradecida cuando les entregué su despensa, y nuestra comunidad los sigue apoyando en cada paso de este proceso de recuperación. Estoy tan feliz de que pude ser parte de este proceso, aunque sea un parte muy pequeña. Puede que no reemplaza todo lo que perdieron, pero algo tan simple como la despensa puede ser un gran paso hacia la construcción de un nuevo hogar.